Inicio > Deportes, Notas, Personal > 4 años de hincha

4 años de hincha

Poco más de cuatro años han pasado desde que formo parte de la hinchada de Dorados. Pareciera que fue ayer cuando empezó esta locura.

Desde el año 2000 cuando no existía el fútbol profesional en Culiacán ya tenía cierta inquietud acerca del mundo del barrabravismo tanto en Sudamérica que es donde proviene esta forma de apoyo en el fútbol como en México donde tenían pocos años las barras de los equipos de primera división.

Cada fin de semana checaba los juegos de la ligas de argentina y Colombia que tenia oportunidad de ver sin importarme el marcador o que equipos jugaran, pues lo que me importaba era el colorido de cada una de las hinchadas de esos países.

En unas vacaciones en el verano del 2002 se jugó en el estadio jalisco de Guadalajara el clásico tapatío de pretemporada y a mi me toco estar justo arriba de la hinchada de chivas y en el otro extremo estaba la hinchada de atlas, me quedé impresionado del colorido y la forma de apoyar de cada una de las barras. Al finalizar el encuentro hubo varias peleas donde intervino la policía incluso me toco ver a hinchas de ambos equipos con sangre en sus rostros que mostraban las huellas del combate.

Fue un año después que el fútbol llego a Culiacán con Dorados pero yo no sabia que existía barra sino hasta principios del 2004 y fue en febrero que me uní, al principio me parecía mas porra familiar con unos cantitos de barra, con la liguilla llego mas gente y ahí se podía aprovechar para hacer crecer a la hinchada y todavía mas con el ascenso. Se paso de ser 100 integrantes a cerca de 500 pero de los cuales solo 100 o menos  entendíamos lo que era la hinchada, el crecer de un día para otro en numero propició problemas ya que iba mucha familia y ancianos que si ayudaban a que la mancha amarilla se viera espectacular pero el aliento era el mismo o incluso menor que cuando en 1era a. Surgieron dos frentes pero con su afán de protagonismo terminaron en el olvido. Vinieron los viajes, el mas impresionante fue de visita en la cancha del Jalisco contra atlas ese no se olvida. Otro a Morelia con un combate que me demostró que la gente tiene dos caras aquí  y en Morelia. Con el descenso se vino el rompimiento de lo que antiguamente se llamaba Legión Dorada en dos fracciones: Esquizofrenia Dorada y La Popular. Después de torneo y medio se volvió a ser solo una barra o intento de barra. La popular continua con su proceso lentísimo pero ahí va en ser barra brava. Zapopan, Aguascalientes, León, Puebla, Los Mochis y Tijuana son canchas que hemos visitado siguiendo y alentando a Dorados de Sinaloa. Muchos juegos he visto, me ha tocado celebrar mas triunfos que derrotas, ver que la vida como el fútbol es una rueda de la fortuna a veces estas abajo, otra veces subes y a la siguiente vuelta estas otra vez abajo. La fortuna también me ha tocado en viajar con la banda hasta Morelia y Guadalajara y sentir el acoso policial, aguantarse los gritos, escupitajos y baños de cerveza (aunque es raro que sea solo cerveza), soportar golpes pero también recibir saludos y muestras de apoyo por parte de hinchas contrarios pero lo peor de todo es que la mayoría de esos insultos y el acoso de la policía ha sido en nuestra cancha. Lo mejor de todo ha sido eso compartir y saber que en otra parte del país hay otros locos como yo que comparten la locura del fútbol con otra camisa y otro acento desde lugares tan lejanos como Chiapas, Veracruz, DF. o Tijuana y  que dejo de ser solo un juego para nosotros, que va mas allá de cualquier razón para explicarlo pues la pasión se impone. Para mí ser hincha de Dorados no significa drogarse o emborracharse con el pretexto de ir a ver un juego de fútbol como algunos lo hacen, para drogarte o empedarte no te hace falta la tribuna, puedes hacerlo en tu casa o en una fiesta. Como bien alguien lo dijo todo lo que pasa en la semana se saca en la cancha, cada cántico, cada salto, cada gol se disfruta más o cada derrota se sufre más según sea el caso. Vendrán mas juegos quien sabe a lo mejor otro u otros viajes, cambiaran jugadores pero yo seguiré alentando a mis Dorados. Desde el 2004 al 2008.

Aquí seguiré en la tribuna o tablón, cantando pues el canto espanta la pena, gritando pues con el grito se exorciza el alma y saltando para tocar otra vez el cielo.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: